La Cuncuna, Escuela Infantil de 0 a 3 años

Elegir Escuela Infantil, cómo acertar

Posted by on Mar 25, 2015 in Blog, Destacados, La Cuncuna | 11 comments

Elegir Escuela Infantil, cómo acertar

¿Qué es lo que los padres buscan cuando buscan una escuela infantil?

No conocemos ninguna familia que no haya pasado por este trance sin cierto grado de desasosiego.

Son muchos los interrogantes que una buena escuela puede ayudarnos a desvelar, pero hay algo más aparte de dar respuesta a nuestras cuestiones domésticas (horarios, flexibilidad, servicios…) y es que la escuela tiene que dar respuesta a nuestra parte sentimental, entender nuestra inquietud por separarnos de nuestro peque, empatizar con nosotros y nuestros sentimientos de pérdida, de culpa, de no estar donde tenemos que estar…

La escuela nos tiene que entender y apoyar.

Tiene que facilitarnos la adaptación, más dura siempre para los adultos, tiene que darnos la posibilidad de continuar con la lactancia materna en el aula de nido si es nuestro deseo, tiene que permitirnos un horario flexible para no tener que levantar al peque tan pronto, tiene que permitirnos traerlo en pijama y tiene que cuidar de que todos nos sintamos confiados y apoyados en esta fase tan importante en que nuestros hijos son tan pequeños y nosotros habitualmente tan inexpertos

La escuela infantil que elijamos deberá tener unas instalaciones cuidadas y que cumplan todas las normativas (y son muchas) que deben cumplir las escuelas infantiles y deben ser ordenadas, limpias, pero sobre todo deben ser acogedoras. Espacios soleados, agradables, adaptados al pequeño tamaño de nuestros pequeños.

Espacios que puedan dominar y abarcar en los que se sientan grandes.

Ya habrá tiempo de ir al cole de mayores cuando tenga tres años, mientras, debemos de tener en cuenta las ventajas de un centro pequeño en el que el número de niños permita que todo el equipo conozca a todos y cada uno de sus alumnos y facilite también el contacto estrecho y diario con las familias

¿Por qué elegir La Cuncuna?

En La Cuncuna nos propusimos desde el primer día que los papás contasen con nuestra total colaboración para hacerles lo más llevadero posible el despegue familiar y llevamos a gala haberlo conseguido en un 99% de los casos, para no ser vanidosas wink

Flexibilidad, empatía y amor por lo que hacemos son las claves de nuestro éxito, y por supuesto el trabajo de un equipo cómplice, su compromiso, horas de dedicación para buscar experiencias que nos enriquezcan a todos, y mucho trabajo dentro y fuera de la escuela.

Para La Cuncuna es esencial la colaboración con las familias de nuestra escuela y por eso les involucramos en nuestras actividades y les invitamos a entrar en nuestro centro.

Es también imprescindible enseñarles todo lo que hacemos a través de nuestros diarios de aula que abren la ventana a a los abuelos lejanos y cercanos, a la familia que añora a sus pequeños y les ven desde Chile, EEUU, Colombia o Canadá o a los papás curiosos que quieren ver todo lo que hacen sus hijos “por el agujerito de una cerradura” smile

Si eres un papá o mamá de La Cuncuna y quieres ayudarnos a contarles a los papás que buscan escuela por qué tienen que venir a conocernos, dejales tu comentario. Tal vez tu experiencia les ayude a decidir 

 

 

 

11 Comments

Join the conversation and post a comment.

  1. JOSE LUIS (NICOLAS)

    Nosotros empezamos con Mateo, que ya tiene 5 años y ahora con Nicolás, y es que lo primero que te llama es el colorido en su fachada, después la ternura con que te abren, lo fácil que resulta dejar a los que más quieres en manos de unas profesionales con una simpatía y dulzura que se desborda; por supuesto cuando entras y ves esos murales que hacen, las clases tan graciosas, la casita de chocolate, el blog, la ropa tan graciosa….y sobre todo porque poco a poco te das cuenta de como están aprendiendo a conocer, a comer y beber, los días de la semana, a ir al servicio, a atender, a obedecer, a sentir, a querer, a veces llorar, a dormir, a esperar, a hablar….. también en inglés, a nadar…… y cuando vas a recogerle después del largo y duro día, lo que nos recompensa es que te lo entregan envuelto de cariño y él está feliz y contento, con ganas de volver, incluso a veces no quieren irse. Hasta mañana, descansad.
    Muchas gracias por todo.

  2. La Cuncuna

    Millones de gracias Nacho y Olga. La Cuncuna efectivamente es especial porque nuestros niñ@s y sus papás y mamás también lo son… Así las cosas normales se convierten en extraordinarias. Besos x 5

  3. Nacho

    Somos Olga y Nacho, tripadres cuncuneros. Primero con Ramiro, que con seis meses aterrizó en La Cuncuna antes del verano de 2009.
    Y la elegimos porque estaba cerca de casa, y porque algunos que ya habían pasado por allí nos hablaron bien.
    Al principio vimos normal lo de la lactancia materna, lo de la adaptación de los cuidados al desarrollo y la edad del niño, lo de la independencia que adquieren en tareas diarias. Vimos normal el cuchareo, la Rana Gustavo e incluso a Kandinsky. Y si, vimos normal que Ramiro jamás llorara al entrar, que hiciera amigos que aún le duran, que supiera que redonda es la Tierra donde vivo yo, porque redondo es el sol y redondo es el tambor, y que tres años después le dijera a su profe del colegio que aquello de:

    En medio del prado
    hay una escuela
    adonde van las flores y las abejas,
    amapolas y lirios,
    violetas pequeñas,
    campanillas azules,
    que, con el aire, suenan.

    ya lo sabía él “desde La Cuncuna”.

    Luego llegaron Inés y Elisa. Gemelas, para dar más emoción a la vida cotidiana…
    Era 2013, y también vimos normal que gestionaran a la perfección esa dificultad añadida de “ser de Diciembre”, y vimos normal el cuento viajero, y que los padres no diéramos la talla en las múltiples aulas para padres, y que nos cuelguen diarios semanales en la zona restringida de la web, y que tengamos fotos a porrillo, y que nuestras hijas sepan que están llegando a casa porque pasan por Cuncuna esbozando una gran sonrisa.
    Y vimos normal el teatro, la piscina, los papás contando cuentos y profesiones, y aquello del flamenquito…
    Hace unas semanas quedamos con un gran grupo de amigos, y tras la interminable sobremesa de rigor hemos llegado a la conclusión de que había que escribir en este blog para reconocer que estábamos equivocados: de todo lo anterior, casi nada es normal.
    ¿Y sabéis por qué?. Porque La Cuncuna es especial.

  4. Marta

    Thanks Kelvin, for those words so beautiful and for your confidence in us. It’s a pleasure to share this time with Lucas.

  5. Kelvin

    Lucas started his journey in La Cuncuna when he was 6 months old and has enjoyed his time tremendously. La Cuncuna not only offers amazing space and facilities for him to learn, play and work but also gives us, the parents a place of great assurance to leave him to the hands of passionate carers like Yoli, Chris, Marta, Susi & Charo.

    They are great professionals with full of patience, 100% dedicated and affectionate towards what they do in a day to day basis. They have been like an extended family to Lucas. The activities that are organised there are creative, fun and educational that truly stimulates the kids’ learning curiosity.

    They also impress me with their level of communication with the daily feedback on the diary, weekly photos of their activities with the kids and not forgetting the quarterly meeting between the carers and the parents. They have been more than capable of helping and supporting us in many occasions in solving our doubts and problems and we couldn’t be thankful enough.

    Lucas couldn’t tell us how happy he spends in La Cuncuna yet but from the look of his face we could tell that he’s having a great time there learning and playing with his friends. I think that’s what every childcare centre should aspire to be.

    5 Stars***** all the way without a doubt.

    Thanks for everything!!

  6. Charo

    Muchas gracias mamis por vuestros comentarios!! Estamos encantadas de poderos ayudaros y mimar a vuestros peques al mismo tiempo ;)

  7. MARIA (MAMA DE ALBERTO)

    Yo conocí la buena fama de la Cuncuna a través de una amiga del trabajo, porque no vivimos por la zona . Antes de visitar la Cuncu visitamos otras escuelas infantiles, pero una vez que la vimos, no tuvimos dudas… ese era el lugar donde dejar a mi bebe de 4 meses. Ahora vamos a volver a ser padres y por supuesto Adriana irá con la gran familia que forman la Cuncuna. ¿ Por qué? porque te vas a trabajar tranquila ya que los dejas en buenas manos, por el asesoramiento ante cualquier problema, por el apoyo diario, por poder continuar con la lactancia materna… pero sobre todo porque cuando dejas a tu hijo( cuando es un bebe) pasa de tus brazos a los suyo sin notarlo.
    Y ahora que Alberto es mayor,ademas de todo el cariño que se le da diariamente, veo su evolución día a día. El programa de inglés es genial, en la piscina sus avances son cada vez mayores, el diario semanal (que puedes ver en la pagina) te permite hacerte una idea de lo que han trabajado durante esos días en el aula y seguir reforzándolo en casa… por ello os animo a visitarla y si buscáis una escuela infantil que os de respuesta a las necesidades de vuestros hijos dependiendo de la edad que tenga, no lo dudéis, id a la escuela infantil la Cuncuna. Es una buena elección.

  8. Fuencisla

    Yo deje la Cuncuna ya hace unos tres años, y todavía recuerdo la pena de abandonar esta escuela en la que mi hijo estuvo desde los seis meses mas o menos. Daniel siempre estuvo feliz en la Cuncuna, y nosotros súper tranquilos de saber donde se quedaba, primero por la enorme profesionalidad que tienen todas sus trabajadoras, segundo porque el cariño con el que se tratan todos los temas importantes de los niños es enorme y tercero porque la escuela es preciosa y es impecable en todos los sentidos. Yo no puedo tener mejor recuerdo, para esa época de tu vida en la que de alguna manera o de otra, te sientes un poco “culpable” por dejar a tu hijo. Gracias Yoli, Charo, Susi, Marta y Cris, por todo vuestro trabajo y cariño.

  9. Clara

    Hace ya 7 ańos que llevamos a mi niña a a la Cuncuna, muchos dias se acuerda de Yoli, de Susi, de Charo y Cris. Ella se lo debió de pasar super bien pero lo bueno para mi es recordar lo tranquila que me iba a trabajar todos los dias. Nunca os lo podré agradecer lo suficiente.
    Os sigo en facebook y veo que seguis haciendolo igual de bien.
    Muchas gracias.

  10. MARTA

    Unay tenía casi siete mesecitos cuando tocamos la puerta de La Cuncu por primera vez. Esta mañana la hemos vuelto a tocar, como cada día, y nos han recibido con el mismo cariño de siempre, porque nuestro camino no es ir de casa al cole, es ir de casa a casa :) Todos los días nos quedamos con la tranquilidad de saber que nuestro hijo está en las mejores manos que hemos podido encontrar, y no es un cumplido, son muchos los detalles y los motivos. Las chicas de La Cuncu siempre están ahí para todo lo que tu hijo necesite cada día, y también para ayudarte con todas las dudas que tenemos las madres en nuestro día a día. Los niños de La Cuncuna tienen la suerte de aprender todo en un ambiente de cariño, diversión y mucha creatividad, todo hecho a medida, porque para ellas cada niño es único. Así que, para nosotras, La Cuncuna también es única!

  11. Mari Carmen

    Primero deciros posibles futuros papas y mamas de La Cuncuna, que soy una mama que dejó a sus bebes de 7 meses, Izan y Paula, mellizos, en La Cuncuna para incorporarme a mi puesto de trabajo, con mucha penita, como todo el mundo…
    De esto hace ya 17 meses, por ello estoy en disposición de afirmar y confirmar al 100% todo lo que La Cuncuna os ofrece, no solo es así, sino que además, os ayudaran, os lo harán fácil, divertido y llegarán a entrar en vuestros corazones y el de vuestros peques hasta el punto de formar parte de vuestras vidas, como una parte más de vuestras familias, querrán y cuidaran a vuestros peques como si así fuese y esto lo veréis poco tiempo después de llegar, en las reacciones de los niños cuando lleguen al centro y sea quien sea del equipo de La Cuncuna que les reciba, ellos sonrían, abracen y acepten de buen grado y hasta con ganas e ilusionados quedarse en La Cuncuna a jugar, bailar, trabajar y muchas cosas más, con los amigos y amigas de esta gran familia, La Cuncuna.
    No os arrepentiréis… :)

Cómo nos gustan vuestros comentarios!