La Cuncuna, Escuela Infantil de 0 a 3 años

Adaptación al cole de mayores de Elisa e Inés contada por sus papás

Posted by on Sep 22, 2015 in Blog | 3 comments

La presentación del primer día

No nos engañemos, el tiempo pasa igual para todos, pero en La Cuncuna parece que va más rápido aún. No es un problema del toldo naranja, no crean, sino que tiene que ver con la velocidad de crecimiento de los niños hasta los tres años. Tanto es así, que probablemente muchos de vosotros nos consideréis extraños, pero entre pitos y flautas llevamos más de seis años cuncuneando. Somos auténticos veteranos.

Primero fue Ramiro, que se convirtió en un auténtico experto a cuenta de haber nacido el 9 de enero, y después un bello “pack” de dos gemelas, Inés y Elisa, que han disfrutado lo mismo que su hermano, pero en la versión *.zip, porque nacieron a principios de diciembre. Dos casos extremos, sin duda.

Durante cuatro semanas os contaremos el proceso de adaptación real, a un colegio real, de nuestras dos pequeñas gemelas, para que la teoría se convierta un poco en práctica, al menos desde la barrera. Vamos, queremos contaros el post-cuncunismo inmediato. Esperamos que os sirva de ayuda.

La organización del primer día de colegio varía en función de los centros. En el nuestro, el Colegio Santa María del Bosque, preparan un primer día en el que padres y niños comparten aula, conocen a las profesoras (si, profesoras, porque los profesores a estas edades escasean), y al cabo de una hora todos nos vamos a casa. Ese día un montón de padres hacemos preguntas estúpidas del estilo de si hay que llevar el baby planchado o si la mochila tiene que llevar el nombre por narices. Si, definitivamente es el día menos importante del año, y lo más fácil y efectivo es dejarse llevar por la masa y tratar de no destacar, no vaya a ser que el profesor coja cierta tirria a algún padre cansino antes de “saltar al campo”.

Conviene, hagan ustedes lo que quieran, no achuchar a nuestro hijo, ni hacerse selfies tontorrones: con esas acciones tan paternales les estamos aislando del nuevo entorno en el que van a trabajar durante los meses siguientes, y la jornada lejos de ser de adaptación, será de enñoñamiento máximo.

Nuestras gemelas van a clases separadas, y su actitud fue diferente. Mientras Inés cogió pinturas y papel y se puso a dibujar con el resto de niños, Elisa eligió unas construcciones e interactuaba más con sus padres que con sus semejantes. No la hicimos mucho caso; no por nada, sino porque tomábamos notas sobre las directrices generales, y ya consabidas, que nos daba la profesora. Al cabo de un rato se aburrió, y comenzó a jugar con el resto como si nada.

Teníamos miedo de su separación, porque en La Cuncuna compartían juegos y clases, pero de momento lo han aceptado sin problemas. Tuvimos tiempo para recordar que la participación de Ramiro con los demás niños el primer día fue tremendamente fácil, pero claro, era casi un año mayor.

Como la jornada inicial incluía también a los chicos de primero de primaria, tuvimos que esperar con ellas en el cole a que Ramiro terminara su presentación. Aprovechamos para enseñarlas las instalaciones, y de paso hacer pis en su nueva ubicación.

“¡Es pequeñito, como en La Cuncuna!”. Pues si, pequeñito, pequeñito. Y eso está muy bien. Aunque con Ramiro no tuvimos el problema, ahora si que nos pareció importante enseñarlas el WC, porque aunque controlan bien, un ataque de timidez agudo a la hora de pedir pis, puede dar al traste con todo el trabajo, y acabar con los pantalones empapados.

Es verdad, todos sabemos que La Cuncuna es especial, pero ellas se relajaron al saber que el WC funciona igual en todos los sitios. Cosas que los mayores damos por hechas, y los pequeños no tienen por qué.

Y así, sabiendo que Inés va con Mari Sol, Elisa con Mari Mar, y Ramiro con Charo, nos despedimos hasta el día siguiente, extrañando el paseíto hasta casa porque “La Cuncuna está más cerquita”. Cosas a las que también hay que adaptarse, desde luego…

Olga y Nacho

3 Comments

Join the conversation and post a comment.

  1. MARIA ( mama de Alberto)

    Muchas gracias familia por compartir con las demás familias de la Cuncu vuestra experiencia. Ya nos acordaremos de vosotros el año que viene cuando empiece nuestro peque y por supuesto haremos lo mismo que vosotros…enseñarles el WC por si acaso!!

  2. Jose Ramon Cortes Kisewalter

    Que bonito, me ha gustado mucho y nos alegramos mucho que la adaptación sea así. Con lo bien que se está en la cuncuna, en todos los aspectos. La vida es así, llena de cosas nuevas y emociones, muchos besos, nos veremos por el barrio.

  3. Marta

    Muuuuchas gracias Olga y Nacho por abrirnos esta puerta a vuestra adaptación!! siempre con vuestro toque gracioso y original de contar las cosas. Os echamos de mucho de menos a tod@s…

Cómo nos gustan vuestros comentarios!